Principales hallazgos

La Energiewende alemana es un empeño ambicioso pero factible

Muchas personas fuera de Alemania, incluyendo ambientalistas, mantienen su escépticismo con respecto a la Energiewende alemana. Aún así, incluso a los escépticos les atraería la ambición alemana de demostrar que una economía industrial próspera puede cambiar de una energía nuclear y de origen fósil a una de energías renovables y de eficiencia. La actitud alemana de sí es posible se basa en la experiencia de los últimos veinte años, cuando las energías renovables maduraron muy rápido, se hicieron más confiables y mucho más baratas de lo esperado. La participación de la electricidad renovable en Alemania pasó de seis por ciento en 2000 a aproximadamente 32 por ciento en 2016. En días soleados y con viento, los paneles solares y las turbinas eólicas, en este momento, cada vez más suministran hasta la mitad de la demanda de electricidad del país, algo que nadie esperaba hasta hace algunos años. Estimaciones recientes sugieren que Alemania nuevamente superará sus metas electricidad de energía renovable y obtendrá más de 40 por ciento de su energía de renovables para 2020. Además, muchas instituciones de investigación alemanas y el gobierno y sus agencias han hecho estudios y proyecciones de posibles escenarios para una economía renovable.