Principales hallazgos

La transición energética alemana la dirigen los ciudadanos y sus comunidades

Los alemanes quieren energía limpia y muchos de ellos quieren producirla por sí mismos. La Ley de energía renovable (EEG) que constituye la base jurídica de la Energiewende, históricamente ha garantiza prioridad de acceso a la red a toda electricidad generada a partir de energías renovables y está diseñada para rendir ganancias razonables. En 2013, casi la mitad de las inversiones en energías renovables las han hecho pequeños inversionistas y ciudadanos. No obstante, también las grandes corporaciones han comenzado a invertir. El cambio hacia las energías renovables ha fortalecido a las pequeñas y medianas empresas, al mismo tiempo que ha empoderado a comunidades locales y sus ciudadanos para que generen su propia energía renovable. En toda Alemania se lleva a cabo una revolución energética y rural. Las comunidades se ven beneficiadas con la creación de nuevas fuentes de empleo y crecientes ingresos tributarios.