La transición energética alemana - La Energiewende alemana

Glosario

Energía de respaldo

El término “energía de respaldo” no está definido claramente. Generalmente se indica que ciertas plantas de energía deben ser mantenidas a la espera en caso de que otros generadores no lograran producir energía. En el caso de eólica y solar, siempre se requerirá de energía despachable, aunque esto podría aumentar rápidamente. Plantas convencionales ocasionalmente fallen y requieren, por tanto, algún tipo de capacidad de reserva; países que no dependen en gran medida de nuestras importaciones tienen casi todo el tiempo una parte de su capacidad de producir en estado de alerta. Además, muchos países, entre ellos Alemania, tienen “capacidad de reserva” - centrales eléctricas que sólo operan raramente en caso de emergencias. Para la red alemana, las centrales de petróleo normalmente sirven como capacidad de reserva.

Energía de carga base / carga media / carga máxima

Las plantas eléctricas de carga básica son las que cubren la cantidad mínima de energía que necesita un país en torno a las veinticuatro horas. Por ejemplo en Alemania, el consumo de energía raramente desciende debajo de 40 gigavatios incluso durante la noche. De ahí la carga básica sería más o menos los primeros 40 gigavatios. Cuando operan, generalmente las plantas de energía que sirven a esta carga están en funcionamiento a todas horas. La carga media entonces es la que generalmente se alcanza cada día. En la jornada normal, el consumo de energía en Alemania alcanza fácilmente los 60 gigavatios de forma fiable, por lo que se puede considerar la carga media como el área entre 40 a 60 gigavatios. Plantas de energía que sirven a esta carga operan regularmente y aumentan y reducen la carga cada día. La carga máxima es todo por encima de la carga media. En Alemania, la demanda de energía se eleva raramente por encima de 80 gigavatios, por lo que la carga máxima puede ser considerada 60-80 gigavatios. Plantas de energía máxima operan poco y tienen que ser capaz de aumentar y reducir la carga rápidamente, y a menudo pueden estar inactivas durante días y semanas.

El carbón subbituminoso/ Lignito

Véase carbón de antracita

Gases de efecto invernadero (GEI)

Una razón principal por la que el planeta Marte es mucho más frío que la Tierra es que Marte no tiene atmósfera. En esencia, la atmósfera de la Tierra actúa como una manta; la luz solar que llega a la Tierra rebota dentro de la atmósfera antes de salir. En el proceso, el calor se acumula en lugar de disipar rápidamente. Unos gases intensifican este efecto de aislamiento, pero los expertos expresan todo en términos de emisiones equivalentes de carbón, con el dióxido de carbono siendo el principal factor por volumen. En esencia, la civilización está tomando carbón que ha sido atrapado bajo la tierra (en el carbón, gas y petróleo) y lo bombea en nuestra atmósfera, haciendo el manto atmosférico más eficaz. Estos gases también se denominan “gases de efecto invernadero” (o GEI, abreviado), un término que tiene connotaciones demasiadas positivas para algunos. Como “efecto invernadero”, después de todo, se entiende el aumento dramático de las temperaturas que tiene consecuencias negativas y no las consecuencias agradables sugeridas por el término “invernadero”. Por eso, también se los describe como gases que atrapen el calor en lugar del término más positivo “calentamiento global”.

Factor de capacidad

La relación entre la capacidad nominal de un generador (medida, por ejemplo, en kilovatios) y la cantidad de energía producida (medida, por ejemplo, en kilovatio-horas). Por ejemplo, una turbina eólica con una capacidad nominal de 1,5 megavatios en teoría podría producir un máximo de 36 megavatio-horas al día (1,5 MW x 24 horas) en condiciones ideales, lo que equivale a un factor de capacidad del 100 por ciento - la turbina genera el máximo todo el tiempo. En la práctica, una turbina eólica terrestre tiene un factor de capacidad de cerca del 25 por ciento en buenas ubicaciones, por lo que una turbina de 1,5 MW correría a 0.375 megavatios en promedio, produciendo nueve megavatio-horas al día. En Alemania, el factor de capacidad de las turbinas eólicas en tierra es inferior al 20 por ciento, mientras que el factor de capacidad de las turbinas eólicas en el mar se estima a mediados de los años 30 por ciento. El factor de capacidad de la energía solar del mismo modo depende en gran medida de la cantidad de luz solar y se estima generalmente entre el 10 por ciento y el 20 por ciento. (Véase en “horas de carga total”)

Cogeneración / trigeneración

Cuando se recupera el calor residual del generador de electricidad para aplicaciones útiles, hablamos de la “cogeneración” de calor y electricidad. “Trigeneración” indica que el calor residual se utiliza en parte también para proveer refrigeración. No se debe confundirlo con las turbinas de gas con ciclo combinado, donde se recupera el calor residual (vapor) para conducir un generador sucesivo, que produce más electricidad, pero no provee directamente calor residual como aplicación. En el caso de cogeneración, el calor residual no se recupera para producir electricidad adicional, sino para proveer calefacción, calor de proceso, etc.

Gestión de la Demanda

No se puede almacenar electricidad fácilmente por lo que la cantidad consumida tiene que ser exactamente la cantidad generada. Hasta hace poco, los sistemas de suministro eléctrico se han diseñado de forma que la oferta era suficiente para satisfacer la demanda; nuestra central eléctrica aumenta y disminuye la carga correspondiendo al cambio de la demanda. Por energías renovables intermitentes (véase despachable), no sería tan fácil ajustar el suministro. Por eso la demanda tendrá que ser gestionada. Por ejemplo, cuando hay suficiente energía, los refrigeradores y congeladores podrían enfriar un poco más para operar través de unas horas cuando la producción de energía está reducida. De esta manera, la demanda máxima se puede desplazar ligeramente.

Despachable

Las plantas de energía gestionables son las que se pueden conectar y desconectar y que aumentan y disminuyen la carga para satisfacer la demanda de energía. Las turbinas de gas son las más flexibles, aunque las plantas de carbón modernas también aumentan y disminuyen la carga. Para plantas de carbón más antiguas, es mejor tenerlas conectadas y operarlas a su plena capacidad. Es lo mismo en el caso de plantas nucleares. Como las turbinas de gas, los generadores que usan biomasa generalmente son el único tipo de renovables nuevas que se pueden considerar despachables en Alemania. La eólica y solar se consideran “intermitentes”, es decir, que no producen energía todo el tiempo, aunque la producción de energía se puede pronosticar de forma fiable por lo menos con un día de anticipación. Lo más importante, no se puede ‘despachar’ -es decir, conectar y desconectar- turbinas eólicas y de energía fotovoltaica. Aparte de la energía hidroeléctrica, las únicas fuentes renovables de energía eléctrica que son despachables son la energía geotérmica y la concentración de la energía solar que Alemania no tiene en grandes cantidades.

Energía distribuida

Es la electricidad producida por un gran número de generadores pequeños (techos solares, turbinas eólicas, etcétera), en lugar de un suministro de energía centralizado basado en grandes centrales eléctricas (que no sólo son las plantas nucleares, de carbón, de gas o diesel, sino también plantas de generación fotovoltaica a gran escala y grandes parques eólicos de uso comercial).

Eficiencia

La cantidad de energía utilizable producida en relación con la cantidad de materia usada para generar la energía. No se debe confundir con el factor de capacidad. Para la energía eólica y la energía solar, la eficiencia mide algo totalmente diferente a la de recursos no renovables. Por ejemplo, una planta antigua de carbón puede tener una eficiencia de 33 por ciento, lo que significa que un tercio de la energía en el carbón se convierte en electricidad; los otros dos tercios se pierden en forma de calor. No obstante, 33 por ciento puede sonar mejor que 15 por ciento de eficiencia de un panel solar ex fabrica. Pero hay una diferencia: el carbón se pierde para siempre cuando se consume. Por lo que tiene sentido utilizarlo lo más eficientemente posible; ya que, en otras palabras, perdemos lo que usamos. A pesar de que, obviamente, también tiene sentido utilizar la luz del sol lo más eficientemente posible, en el caso del viento y el sol “sólo” perdemos lo que no usamos - la Tierra recibe más o menos la misma cantidad de energía del sol todos los días. Todo lo que no cosechamos con turbinas eólicas y paneles solares está perdido para siempre. Esta distinción queda más clara cuando se tiene presente que el volumen de energía de carbón es diferente dependiendo de si contamos la energía primaria o energía útil. Al contrario, la cantidad de energía eólica y solar es la misma en términos de energía primaria/energía útil.

Energía

Aquí, se establecen distinciones entre los tipos de aplicación (electricidad, combustible del motor y calor), y entre energía como una cantidad (medida, por ejemplo, en kilowat-hora) y energía como capacidad instalada (Véase kilowat).

Cultivos energéticos

Una plantación cuyo propósito único es proveer energía. Una cosecha de maíz para proveer alimento, por ejemplo, no es un cultivo de energía si solo se recuperan sus residuos y se utilizan para generar energía. Para apegarse al ejemplo del maíz, un cultivo de energía utilizado para producir biogás se cosecha antes de que las mazorcas estén suficientemente maduras para comer, y se utiliza toda la planta en el proceso. En contraste, sólo el fruto -la parte comestible- se utiliza para producir etanol. El mercado al contado y del día siguiente Se puede comprar y vender energía a través de acuerdos a largo plazo; es el modelo más común para la mayor parte de la electricidad en mercados libres como Alemania. Pero como no se puede estimar exactamente la demanda de energía real con 18 meses de anticipación –que es el plazo que a veces se usa para contratos de compra de energía en Alemania– el resto se compra en la bolsa de energía eléctrica que consiste en 1) el mercado al contado para compras relativamente inmediatas y 2) el mercado del día siguiente (day-ahead-market) para compras al día siguiente. El mercado del día siguiente es especialmente interesante para las renovables como solar y eólica que dependen de las condiciones climáticas – y estas solo se pueden pronosticar de manera fiable con 24 horas de antelación.

Energía primaria

Es la cantidad de energía introducida en un sistema de suministro a diferencia de la “energía útil”, que es la que los usuarios reciben del sistema de suministro. Por ejemplo, las toneladas de carbón que se provee a las plantas de carbón se consideran como energía primaria, mientras que la electricidad que sale de la planta se considera energía secundaria. Por ejemplo, una planta de carbón con una eficiencia de 40 por ciento consume 2.5 veces más energía primaria (carbón) que la energía que produce en forma de electricidad (energía secundaria). En el caso de energía eólica y solar, no hay diferencia entre energía primaria y secundaria. (Vease eficiencia).

“Passivhaus” - Casa pasiva

Es un edificio (residencial u otro) que usa calor solar (luz del sol) de manera “pasiva” para reducir la necesidad de calefacción y refrigeración “activa”, es decir usar aire acondicionado u el sistema de calefacción. En Alemania, ya es posible construir casas nuevas sin sistemas de calefacción centrales, solo con pequeñas calefacciones de apoyo que se usa solo unos días del año. Cada vez más también se pueden renovar casa antiguas para cumplir con los estándares. En ambientes más cálidos, se pueden construir casas pasivas también para compensar la demanda por refrigeración.

El orden por mérito

Indica el orden en lo que se compra energía de las plantas en el mercado. El orden por mérito implica que las plantas más caras que están produciendo en ese momento determinan el precio de energía en la bolsa de energía eléctrica. Se ordenan las plantas eléctricas en el orden de su “precio marginal” que básicamente es el costo de operación (especialmente el combustible); específicamente no incluye por ejemplo el costo de la construcción de la planta. En el caso de carbón y nuclear, es caro construir la planta pero es relativamente barato operarla; por eso estas planta tienen precios marginales relativamente bajos y por lo tanto operan por muchas horas a plena carga. Por el contrario, es relativamente barato construir turbinas de gas natural, pero el gas natural es caro en muchas partes del mundo; por eso las turbinas de gas operan por menos horas cuando el gas natural es más caro que el carbón, como es el caso en Alemania – pero, por ejemplo, no lo es en Inglaterra. La electricidad renovable tiene prioridad en la red y por eso no está ordenada por precio. Por lo tanto, el efecto de las renovables es el mismo que un menor consumo; las plantas eléctricas más caras operan menos frecuentemente reduciendo así el precio en la bolsa.

Kilowat vs. Kilowat hora

1000 wats equivalen a un kilowat. Igualmente, 1000 kilowats equivalen a un megawat; 1000 megawat a un gigawat; y 1000 gigawat a un terawat. Un secador de pelo con “1000 wats” escrito en su etiqueta consume un kilowat de electricidad cuando opera a todo volumen. Si está operando por una hora, ha consumido un kilowat-hora. Igualmente, un aparato que consume 2000 wats cuando está operando va a consumir 1000 wats-horas (o un kilowat-hora) cuando está operando por 30 minutos. Normalmente se confunde los términos “kilowat” y “kilowat-hora”, pero los términos refieren a cosas totalmente diferentes. En el caso de que usted necesite una ayuda de memoria, piense en kilowat como ”caballo de potencia” – la cantidad de la energía que el motor de su coche produce. Caballo de potencia luego es equivalente a kilowat – el potencial del motor/aparato. Pero su coche raramente opera a todo volumen y la mayor parte del día está aparcado . Entonces, piense en kilowat-horas – el trabajo hecho de facto en lugar del potencial – por ejemplo, más o menos la cantidad de kilómetros conducidos.

Carbon de antracita

El lignito, del cual Alemania tiene una cantidad grande, es el tipo más sucio de carbón; tiene un contenido de agua relativamente alto y por eso un contenido energético bajo. Por lo tanto, normalmente no se envía a distancias largas. Por el contrario, la antracita es más densa con un contenido energético más alto, lo que hace económico transportarla por todo el mundo. La antracita es el tipo de carbón que generalmente nosotros imaginamos cuando hablamos de carbón. El lignito es más blando. Pero en la práctica, no hay distinción clara entre lignito y antracita que tal vez se miran como dos gamas en un espectro. Ciertamente, la mayoría del carbón usado en los Estados Unidos se llama “bituminoso” y tiene un contenido energético un poco menor que lo que los alemanes llamarían antracita.

Alto consumo energético

En Alemania, algunas empresas que consumen mucha energía y tienen que enfrentar situaciones específicas de mayor competencia internacional, están en gran parte exoneradas del recargo que cubre el costo de la energía renovable. Para tener este derecho, las empresas tienen que consumir al menos 10 gigavatio-horas por año para alcanzar la categoria de “industria privilegiada”. En el año 2011, unas 300 empresas de alto consumo energético pagaron solamente 0.05 céntimos por kilovatio-hora por casi un 90 por ciento de su energía para cubrir el costo del balance neto alemán y solo pagaron el recargo completo por el primer 10 por ciento; los demás consumidores pagaron el precio completo extra de toda su energía. Además, si una empresa consume al menos 100 gigavatio horas por año y el costo de la energía es más que el 20 por ciento del costo total de producción, ni siquiera tiene que pagar el recargo completo para el 10 por ciento restante de su consumo. Así, estas condiciones “a medida” para los consumidores más grandes contrarrestran un aspecto clave de la idea original del recargo para renovables (incentivo al ahorro/eficiencia) e implican que para el resto de los consumidores menos privilegiados el costo de la energía sea mayor – aunque estos sean más eficientes.

Horas a todo volumen

Mientras el factor de capacidad es una indicación del uso de capacidad en porcentaje, uno también habla sobre “horas a todo volumen”, un término especialmente útil para generadores despachadores que se pueden encender y apagar – como la biomasa, el carbón, el gas natural y el nuclear. Hay 8760 horas en un año normal. La cantidad de horas a todo volumen se pueden usar como indicador de cuántas horas un generador particular necesita operar cada año para ser económico. Por ejemplo, una planta energética particular necesita 4000 horas de operación a todo volumen para ser económica, equivalente a un factor de capacidad de 4000/8760 = 45.7 por ciento. Si opera con una capacidad de un 50 por ciento necesitaría operar por 8000 horas reales para obtener 4000 horas a todo volumen.

Capacidad de producir / Capacidad nominal

La producción máxima de un generador en condiciones específicas. Por ejemplo, una sola turbina eólica puede tener una capacidad de 1500 kilovatios (1.5 megavatios), pero solo va a producir tanta energía cuando hay viento fuerte. Véase “factor de capacidad”.

Acceso a la red

Un obstáculo al crecimiento de los renovables es la falta del acceso a la red. La ley alemana precisa que la electricidad renovable tiene prioridad en la red, es decir que los generadores de energía convencional tienen que reducir su producción. Otros países permiten desconectar turbinas eólicas e instalaciones solares más fácilmente para proteger la rentabilidad de las plantas convencionales. Además, la ley alemana precisa las condiciones en los que operadores de la red tienen que expandir la red para proveer una conexión para turbinas eólicas, unidades de biomasa e instalaciones solares. Si no, las inversiones en los renovables pueden llegar a cero si el operador de la red no provee una conexión.

Energía bruta/ final

La energía bruta incluye el consumo de energía dentro del sector energético junto con las pérdidas de distribución; energía final es la energía que llega a su destino final en la forma de combustible o electricidad. En otras palabras, pérdidas durante la producción y el transporte no están incluidas. Por ejemplo, el consumo bruto de electricidad en Alemania era casi 600 teravatio-horas en 2011 mientras el consumo neto de electricidad era más o menos 535 teravatio-horas. Las 60 teravatio-horas “ausentes” fueron consumidas por las plantas eléctricas mismas o pérdidas en la red. Véase también energía primaria.