Por qué la Energiewende

Estimular la innovación tecnológica y la economía verde

La transición energética estimula las innovaciones verdes, crea empleos y contribuye a posicionar a Alemania como exportador de tecnologías verdes.

Alemania es una economía exportadora que se está posicionando como un país innovador en tecnologías verdes. La Asociación Alemana de Energía Solar (BSW, por sus siglas en alemán) estima que Alemania exportó hasta 65 por ciento de la energía fotovoltaica que produjo en 2013, muy por encima de 55 por ciento en 2011 y de 14 por ciento en 2004, y la meta a alcanzar es 80 por ciento para 2020. Aun cuando Alemania perdió su último productor más importante de paneles solares en 2017, el país sigue suministrando más de la mitad del equipo de producción para el sector fotovoltaico a escala mundial. Esto significa que el mundo produce paneles solares en líneas de producción hechas en Alemania. La Asociación Alemana de Energía Eólica (BEW, por sus siglas en alemán) establece entre 65-70 por ciento las exportaciones actuales de la industria de energía eólica. China resulta por mucho el mercado más grande para la energía solar y eólica, sin embargo, las empresas chinas ofrecen su producción principalmente a su mercado nacional; exportan relativamente poco.

El mercado de productos que incrementa la eficiencia energética ya es significativo, lo cual es especialmente importante pues el crecimiento de este mercado será continuo, similar al mercado de las energías renovables. Alemania es un gran actor en ambos mercados.

Un estudio estudio conducido por la consultora Roland Berger encontró que el mercado para productos de eficiencia energética seguirá creciendo rápidamente, se duplicará en volumen desde 2005 (450 mil millones de euros) a 2020. Por ello no es de sorprender la creciente inversión que se hace en el desarrollo de este sector, donde la participación alemana se ubica en segundo lugar con 20 por ciento, detrás de Estados Unidos con 24 por ciento.

Son las empresas medianas las que en particular se están beneficiando con el crecimiento de la demanda de productos y aplicaciones para eficiencia energética, más de la mitad de sus ingresos por concepto de ventas provienen de bienes para la protección ambiental (donde la eficiencia energética es una subcategoría). Las empresas que reportaron la información son las constituidas con menos de 250 empleados.

En Alemania, aproximadamente 334 mil personas trabajaban en el sector de energías renovables en 2016, lo que representa una reducción en comparación con el máximo de 380 mil alcanzado en 2011, debida principalmente a los numerosos despidos en el sector solar. En 2015, el Ministerio de Energía y Asuntos Económicos de Alemania estimó que el número neto de empleos adicionales generados por las energías renovables alcanzaría los 100 mil en el año 2030 y los 230 mil en 2050.

Estas cifras representan una “creación bruta de empleo”, es decir el número absoluto de empleos generados. Un estudio en profundidad del mercado alemán calcula una creación neta de puestos de trabajo de alrededor de 80 mil, que se elevan a 100 mil–150 mil en el período de 2020 a 2030. Una de las razones de que las energías renovables tengan un efecto positivo en la creación neta de empleos es que compensan directamente la generación de las centrales nucleares y muy pocas personas trabajan en esos sectores.

Las energías renovables crean más empleos que el carbón

Estas cifras representan una “creación bruta de empleo”, es decir el número absoluto de empleos generados. Un estudio en profundidad del mercado alemán calcula una creación neta de puestos de trabajo de alrededor de 80 mil, que se elevan a 100 mil–150 mil en el período de 2020 a 2030. Una de las razones de que las energías renovables tengan un efecto positivo en la creación neta de empleos es que compensan directamente la generación de las centrales nucleares y muy pocas personas trabajan en esos sectores.