Tecnología un tema fundamental

Digitalization

La Ley de digitalización de 2016 exige que los consumidores de más de 6 mil kWh de electricidad anualmente (el consumo promedio por hogar es más cercano a 3,500 kWh) instalen medidores inteligentes. El precio para este nivel de consumo tiene límite de 100 euros, para que la inversión se pague por sí misma. La mayoría en este sistema es comercial, no residencial. Consumidores de más de 100 mil kWh tendrán que instalar medidores inteligentes en 2017. Quienes son los consumidores más pequeños tendrán hasta 2020 para hacer esa instalación. La Directiva de Eficiencia Energética de la UE requiere que 80% de los consumidores de energía de cada uno de los Estados miembro cuente con medidores inteligentes para ese año.

En el sector de la energía eléctrica se considera que la digitalización es importante sobre todo por dos razones: cambios de carga y ventas de electricidad distribuida. Para la segunda, existe la visión de que todo mundo pueda vender electricidad a todos los demás. Por ejemplo, cuando los propietarios cuenten con techos solares en sus casas y salgan a trabajar, generan energía solar que no pueden usar, sin embargo, la pueden vender a los vecinos o negocios cercanos. La contabilidad podría hacerse por medio de contabilidad distribuida (blockchain), la tecnología que subyace al Bitcoin, por ejemplo.

En 2017, el gobierno alemán aprobó la Ley de electricidad para los inquilinos como un primer paso hacia la venta de electricidad distribuida. Específicamente permite que los propietarios de edificios vendan electricidad a los inquilinos que los alquilan; la ley cubre una capacidad anual adicional de 500 MW. Sin embargo, por el momento no es posible vender la electricidad de un edificio a otro. No obstante, el propósito de la ley es permitir que aun cuando las personas no sean propietarias de un techo puedan participar en la Energiewende, especialmente ahora que proyectos comunitarios mayores a 750 kW tienen que ser subastados. En el pasado, todo mundo podía participar en arreglos solares comunitarios independientemente de que poseyeran una propiedad o no. Esta opción aún existe, sin embargo, los proyectos mayores a 750 kW tienen que ganar una subasta.

Para el cambio de carga, la digitalización va a ser crucial porque tendremos que enviar señales a varios dispositivos indicando cuándo se debe consumir energía y cuándo no. Por ejemplo, alguien con un vehículo eléctrico podría llegar a casa por la tarde después del trabajo y conecta su vehículo. Si todo mundo lo hace al mismo tiempo, el consumo de energía se disparará en una hora que de por sí ya es una hora pico para el consumo. Se tendrán que enviar señales para que los autos eléctricos se carguen por la noche cuando hay suficiente electricidad en la red. En resumen, la digitalización conducirá a una mayor eficiencia en el sector energético.