Políticas para energía limpia

Política Climática Internacional

Alemania es el segundo donante de financiamiento para la protección del clima en el mundo. En este sentido, Alemania destina fondos para promover acciones climáticas encaminadas a mitigar el cambio climático tomando medidas que permitan mayor eficiencia, financiando energías renovables, movilidad eléctrica, etcétera. Sin embargo, Alemania todavía se encuentra muy lejos del objetivo acordado internacionalmente de aplicar 0,7% del PIB a la Asistencia Oficial para Desarrollo. En 2014, el nivel era de aproximadamente el 0,42%, una tendencia estable desde 2008.

Hace mucho tiempo que Alemania es el país que aporta mayor financiación para la protección del clima. Sin embargo, al igual que los otros países de la OCDE, se encuentra rezagada con respecto al compromiso multinacional hecho al inicio de los años 70, de aportar 0,7 por ciento de su PIB a la asistencia oficial para desarrollo.

En 2010, se creó el Fondo Especial para Energía y Clima junto con las Iniciativas Nacional e Internacional para Protección del Clima (ahora conocidas como Iniciativas Climáticas). Dichas iniciativas obtienen financiamiento proveniente del comercio de certificados de emisiones destinado a promover medidas para mitigar el cambio climático como, por ejemplo, sistemas de enfriamiento eficientes, pequeñas unidades de cogeneración, auditorias energéticas para viviendas de bajos ingresos, redes de consultoría para pequeñas empresas y, en el futuro, tecnologías industriales y procesos productivos altamente eficientes, para mencionar tan sólo algunos ejemplos.

La Iniciativa Climática Internacional (ICI, por sus siglas en inglés) otorga financiamiento a proyectos pioneros y servicios de asesoría fuera de Alemania. Desde sus comienzos hasta la primavera de 2016, unos 500 proyectos recibieron financiamiento, totalizando cerca de 1,7 mil millones de euros. El ICI se centra en políticas climáticas, eficiencia energética, energías renovables, adaptación al cambio climático y reducción de la deforestación y pérdida de biodiversidad. De acuerdo con su página electrónica oficial, se da prioridad a las actividades que apoyan la creación de una arquitectura de protección climática, transparencia y soluciones innovadoras y transferibles que tengan un impacto que trascienda al proyecto individual. Cada año, son seleccionados múltiples proyectos en países en desarrollo, recientemente industrializados y con economías en transición, para recibir financiamiento.

Además del ICI, la Iniciativa Climática Nacional financia proyectos de protección del clima en diferentes áreas en Alemania, como en los municipios, en educación y en empresas. Hasta principios de 2015 se financiaron unos 19.000 proyectos por un valor total de más de 500 millones de euros.