Historia de la Energiewende

Wyhl – la planta nuclear que no llegó a ser

El movimiento de la Energiewende surge a su vez del movimiento de oposición a la energía nuclear que se dio en los años de 1970. Una razón del éxito sostenido del movimiento a lo largo de los últimos decenios es que es incluyente. Desde un inicio los conservadores y los conservacionistas trabajaron unidos.

Como ya señalamos, podemos ubicar el inicio del movimiento Energiewende en los años 70. En 1973 se hicieron públicos los planes para construir una planta nuclear en Wyhl, en la región vitivinícola de Kaiserstuhl, en la frontera con Francia. La decisión fue un craso error ya que provocó que se creara un movimiento sólido, sostenido, de oposición en grandes sectores de la sociedad. Los estudiantes en la vecina región de Freiburg unieron fuerzas con los vitivinicultores de Kaiserstuhl y con científicos como Florentin Krause, el autor del Energiewende.

En 1983, el gobernador del estado de Baden-Württemberg reaccionó ante las incesantes manifestaciones de protesta declarando que el proyecto Wyhl “no era urgente”, básicamente abandonando los planes de construcción de la planta indefinidamente. El éxito del movimiento alentó a la gente en Alemania y Europa a creer que podía detener la construcción de plantas nucleares. A lo largo de los años 80, se constituyeron varios grupos locales de la Energiewende en toda Alemania en la medida que las personas buscaban la manera de actuar localmente.

Este movimiento anti nuclear fue una de las razones por las cuales se formaron los verdes como partido político. En los años de 1980, los verdes comenzaron a obtener consistentemente más de 5 por ciento de los votos, el mínimo necesario para ingresar al Parlamento.