Preguntas y respuestas

¿En qué momento las energías renovables van a pagar sus costos?

Ya lo están haciendo cada vez más en este momento. El costo diferencial de las energías renovables se encuentra en su punto máximo, de manera que se espera que ayuden a estabilizar los precios de la energía en este mismo decenio. Únicamente los países que efectúan una transición energética –como Alemania– podrán estabilizar los precios de su energía y evitar fluctuaciones de altos precios en el futuro cercano.

En 2014, el centro de investigación alemán Fraunhofer IWES publicó un estudio que revelaba que Alemania estaba realizando inversiones en energías renovables que con el tiempo podrían llegar a amortizarse compensando la energía convencional. Se esperaba que el punto de equilibrio llegaría en 2030, pero ya está aquí: a la fecha India está abandonando planes para nuevas termoeléctricas y cambiando a favor de la energía eólica y solar, en parte debido al costo.

Una cosa es clara: laEnergiewende no será gratuita. Hay un conjunto de factores que determinan el costo, es decir, no son sólo las energías renovables y las tarifas de alimentación. Mientras la Ley de energía renovable (EEG) de 2014 cuesta cerca de 24 mil millones de euros anuales, la energía eólica desde hace mucho que ha sido relativamente barata, mientras que el costo de la energía solar sigue cayendo. Más adelante, se espera que el incremento del costo vaya disminuyendo y que para 2020 muchos de los sistemas viejos ya no sean elegibles para tarifas de alimentación. En 2030, una gran cantidad de sistemas solares dejarán de poder optar a las tarifas de alimentación de 20 años, pero van a seguir funcionando, por lo que Alemania comenzará a disponer de energía solar legada gratuita. Mientras tanto, la meta debe ser mantener los costos bajo control mientras se asegura un mayor crecimiento de las energías renovables.

Los incrementos previstos en la tasa al por menor en Alemania no es común. En julio de 2012, la instancia reguladora de energía en Francia, la CRE, anunció que la tasa al por menor en dicho país se espera que incremente cerca de 50 por ciento hacia 2020, debido no sólo al mayor despliegue de energías renovables sino al incremento en el costo de la energía nuclear. A finales de 2013, la CRE anunció un aumento de la tasa del 5 por ciento, también con un aumento de los precios anuales en los próximos años. Las previsiones para Alemania son unas tarifas minoristas relativamente estables de cara a los próximos años.