Preguntas y respuestas

¿Por qué no son suficientes las metas de una economía baja en emisiones de carbono?

Alemania quiere combatir el cambio climático y reducir los riesgos de la energía nuclear al mismo tiempo. Rechaza la energía nuclear debido a los riesgos, los costos y el tema no resuelto de los desechos. Además, no hay razones económicas que lo favorezcan para desempeñar un papel mayor en el suministro de energía mundial.

Alemania busca combatir el cambio climático, eliminar gradualmente la energía nuclear y cambiar hacia un suministro de energía confiable, asequible y limpia. Los objetivos climáticos y el comercio de emisiones contribuyen con algunos de estos objetivos aunque no con todos ellos. Esa es la razón por la cual el gobierno alemán busca una estrategia climática y energética integral y de largo plazo con políticas que aborden distintos sectores y tecnologías.

El comercio de emisiones es una herramienta muy importante, pero no llevará a la meta que los alemanes desean. Por ejemplo, el costo es el principal mecanismo en el comercio de emisiones, de manera que se da prioridad a las acciones de acuerdo con su rentabilidad, con el resultado intencional de que el proyecto que cueste menos sea el siguiente en hacerse. El resultado no buscado es que nada que “no valga” la pena hacer sólo se hace si algún inversionista considera que es una opción barata. En el caso de las energías renovables, la energía eólica en tierra prácticamente siempre vence a sus otras competidoras, lo que hace al comercio de emisiones una forma particularmente inadecuada de impulsar todos los tipos de energías renovables.

Para Alemania, la meta es reducir el consumo de energía a un nivel tal que pueda ser cubierto por energías renovables al mismo tiempo que aseguramos los mayores niveles de vida material. Si bien son populares preguntas como: “¿Cuándo la energía solar va a ser competitiva con la del carbón o la nuclear?”, la energía solar o eólica o cualquier otra fuente de energía renovable no puede reemplazar a la energía convencional por sí misma; sólo lo puede hacer una combinación de energías renovables. Y dado que el comercio de emisiones únicamente promueve la opción más barata, no puede producir esa combinación y por ende no es suficiente para las metas alemanes. Los responsables de formular políticas en el país están convencidos de que se requieren políticas que gradualmente incrementen la eficiencia con las tecnologías presentes (lo cual consigue el comercio de emisiones) lo mismo que políticas que lleven a la innovación de tecnologías que en un inicio son más caras, pero que con el tiempo se van haciendo competitivas (cosa que hacen las tarifas de alimentación).