Preguntas y respuestas

¿El abandono gradual de la energía nuclear no incrementará las emisiones de carbono de Alemania?

No sucedió en 2011, cuando quedó plasmada en ley la eliminación gradual de la energía nuclear e incluso las emisiones de carbono se redujeron todavía más. Y, en el futuro, las emisiones de carbono del sector energético seguirán reduciéndose, no incrementándose, debido a que energías renovables sustituirán a la energía nuclear.

Alemania superó su ya ambicioso objetivo de Kioto para el año 2012, alcanzando ya un 24,7 por ciento de reducción en 2012; el objetivo era de solo el 21 por ciento. Aun cuando el país no se encuentra en vías de conseguir su meta de 40 por ciento de reducción para 2020 (comparado con 1990), los expertos creen que la razón de ello es la ausencia de avances en la electrificación de los sectores de la calefacción y la movilidad; la energía producida por termoeléctricas de hecho se redujo entre 2010 y 2016. Para cerrar esta brecha, el gobierno alemán puso en marcha un Plan de Acción Climática a finales de 2014. Los acuerdos de París también deberían resultar en políticas más ambiciosas, aunque hasta ahora no se ha formulado ninguna.

La eliminación gradual de la energía nuclear está inserta en una estrategia climática de largo plazo integral, siguiendo las recomendaciones del IPCC (Panel Intergubernamental para el Cambio Climático de las Naciones Unidas) para reducir las emisiones en por lo menos 80 por ciento para 2050. Estudios de escenarios para las plantas de energía alemanas muestran que las emisiones de carbono a causa de la producción de electricidad no se incrementarán sino que, de hecho, caerán significativamente.