Preguntas y respuestas

¿La energía nuclear no sería una forma más barata de reducir las emisiones de carbono?

Los bancos no financian energía nuclear. Ninguna planta nuclear que se encuentre en construcción en cualquier economía de libre mercado, lo está sin que reciba un tremendo apoyo del Estado. A la fecha se considera que le energía nuclear es una fuente barata de energía por dos razones: primera, todas las plantas que se encuentran operando a la fecha en Occidente fueron construidas hace mucho tiempo y ya han amortizado su valor –entre más años duren en operación más rentables se vuelven–, y segunda, no pagamos el costo completo de la energía nuclear en nuestros recibos. Algunos de los costos son trasladados a los contribuyentes y las futuras generaciones.

En el Reino Unido, la empresa francesa operadora de centrales nucleares EDF está solicitando un rendimiento de sus inversiones garantizado del 10 por ciento en un período de 35 años. En particular, EDF está pidiendo casi 10 peniques por kilovatio-hora. En cualquier caso, esta energía nuclear sería mucho más cara que la energía eólica en tierra actual, e incluso más costosa que la energía de los nuevos grandes paneles solares instalados en superficies abiertas. Durante las décadas por venir, la energía nuclear costará más porque está ligada a la inflación, mientras por el otro lado la nueva generación solar y eólica seguirá reduciendo su costo.

En Estados Unidos, Wall Street ha dado la espalda a financiar energía nuclear riesgosa. Sólo el enorme subsidio de 8,33 mil millones de dólares de préstamo federal condicionado y con garantía mantuvo vivo el sueño de la Southern Company de construir dos reactores adicionales en la planta Vogtle, en Georgia. No obstante, dicho apoyo no fue suficiente, el proyecto seguía en el aire a mediados de 2017 debido a la quiebra de Westinghouse. Vogtle también tiene una historia que debería preocupar a los contribuyentes. La construcción de los dos reactores originales de la planta ubicada en Georgia se extendió por cerca de quince años, sobrepasaron su presupuesto en 1.200 por ciento y resultó ser el incremento más grande en su momento.

Plantas nucleares con decenios de antigüedad (construidas con fuertes subsidios y apoyo gubernamental) en efecto producen energía muy barata. Sin embargo, todas las estimaciones señalan que los costos de construir una planta nuclear hoy sin fuertes subsidios serían prohibitivos. La construcción de las únicas plantas que se edifican en este momento en la UE (en Francia y Finlandia) va retrasada y sobrepasando con mucho su presupuesto original.