Preguntas y respuestas

¿Cómo puede Alemania ser al mismo tiempo un líder verde y seguir siendo una central industrial?

Las energías renovables están haciendo bajar la tasa del costo de energía al por mayor, esto es lo que las empresas pagan, mientras que las empresas intensivas en energía están en su mayoría exentas de la sobretasa de la energía renovable. Así, las industrias intensivas en energía se benefician con la electricidad barata que la energía renovable suministra.

Las empresas industriales generan cada vez más su propia energía renovable. Por ejemplo, BMW cuenta con 4 aerogeneradores propios en su centro de producción de Leipzig, donde construye su auto eléctrico i3. Otras empresas están instalando sistemas solares en sus techos para compensar los gastos de la electricidad más cara que compran de la red.

Las empresas que compran electricidad al por mayor también se estén beneficiando de los descensos de los precios. Las energías solar y eólica están creciendo más rápido que la nuclear y el carbón está siendo desmantelado, por lo que las centrales convencionales están operando a menor capacidad. Así, las centrales que son más caras también están operando menos y esto conduce a menores precios al por mayor.

La industria pesada también se beneficia de las energías renovables, y lo hace de diversas formas. Tecnologías como las de la energía eólica, solar, de biogás y geotérmica proporcionan oportunidades económicas para las industrias tradicionales. Por ejemplo, los fabricantes de turbinas eólicas ahora son el segundo comprador de acero después del sector automotriz. Varios puertos alemanes en problemas se están posicionando en el sector de energía eólica mar adentro. El sector de energía solar apoya industrias que van de la industria del vidrio al de la cerámica, mientras que las comunidades agrícolas no sólo se beneficiarán con la biomasa sino con la energía eólica y la energía solar. El sector del cobre y aluminio también se beneficia del cambio a las energías renovables. De esta manera el cambio a las energías renovables no sólo trae como consecuencia el desarrollo de nuevas industrias; estas tecnologías también proporcionan oportunidades para que las industrias tradicionales se sumen a la transición a un futuro con energía renovable.

En general, la mayoría de los alemanes cree que las tecnologías verdes, de punta, son una industria para el futuro y no ven contradicción entre ecología y economía.