Preguntas y respuestas

¿Cuánta electricidad almacenada necesitará Alemania?

En 2016 Alemania demostró que podía obtener 20% de la energía de los generadores eólicos (13%) y las fuentes fotovoltaicas (7%) sin almacenamiento adicional. La cantidad de almacenamiento necesaria no tiene relación, sin embargo, solo con la energía renovable, sino más con la cuota de energía eólica y solar intermitente en combinación con una carga base inflexible. En general no se espera que el asunto del almacenado de energía se convierta en un tema importante sino hasta finales del decenio.

En el corto plazo, Alemania no necesitará mucho almacenamiento. Con base en datos estadísticos para la generación actual de energía, de la primera parte de 2012, el experto en energía Bernard Chabot ha estimado (PDF) que un futuro producto combinado de 46 gigawatt de energía eólica y 52 gigawatt de energía fotovoltaica (que son los objetivos actuales) generalmente no subirían por encima de los 55 gigawatt, lo que significa que este nivel de capacidad de generación – del que Alemania sólo se encuentra a unos años de distancia – no requerirá que se almacene mucha energía, ya que se podría consumir en el momento casi toda la electricidad generada.

En 2013, investigadores del instituto Fraunhofer ISE encontraron que Alemania todavía podía consumir un 99 por ciento de su energía eólica y solar fluctuante sin almacenamiento si se instalaran alrededor de 62 gigavatios de energía eólica y un poco más de 75 gigavatios de energía solar, junto con los actuales 20 gigavatios de capacidad de obligada ejecución. Aquí, "de obligada ejecución" indica el nivel por debajo del cual la flota convencional de Alemania no puede caer. Pero si el nivel de obligada ejecución se reduce a 5 gigavatios, entonces Alemania podría tener cerca de 100 gigavatios de energía eólica y alrededor de 120 gigavatios de energía solar instalados y aún podría consumir el 99 por ciento de esta electricidad sin almacenamiento.

Con un consumo de energía en niveles que vayan de 40-48 gigawatt, Alemania requerirá casi 80 gigawatt totales de capacidad de energía suministrable incluso si se cumplen estas metas. El problema es que un creciente monto de esta capacidad suministrable quedaría ocioso casi todo el tiempo, lo que haría que el sistema dejara de ser rentable. Una solución que se propone son pagos sobre capacidad y la creación de una reserva estratégica. Lo que no queda claro es qué política se utilizaría y cuáles serían sus detalles.

Además, se han desarrollado una serie de opciones de flexibilidad que van desde la gestión de la demanda en las empresas con un consumo energético intenso, las plantas de biogás flexibles y las soluciones para clientes inteligentes a las nuevas e innovadoras opciones de electricidad y calor, que utilizan el excedente de viento y electricidad solar para alimentar sistemas de calefacción urbana. Estas opciones de flexibilidad van a crear un nuevo mercado de empresas de servicios energéticos.